Niños, niñas y adolescentes disfrutan de sus clases de música sin importar las dificultades y la distancia. Con ese objetivo el proyecto Corazones de paz con el apoyo del Ministerio de Cultura se promueven el desarrollo de habilidades y destrezas a los participantes.

Las sesiones arrancan con ejercicios de respiración adecuada para ir fortaleciendo y mejorando el trabajo con el instrumento. Los participantes motivados siguen las sesiones aprendiendo cosas diferentes como el manejo de la partitura, conocer y leer las notas en melodías sencillas, enriquece el avance en el proceso de enseñanza/aprendizaje en las habilidades musicales.