Desde el 04 hasta el 23 de mayo de 2015 se realizó en la microrregión 23 el proceso de formación denominada “Nuestra Huella”. La jornada se desarrolló en 5 nodos de formación en los municipios de Santa Rosa, Puerto Wilches, Puerto Berrio, Aguachica y Barrancabermeja, contando con la participación de 203 cogestores sociales contratados  que integran los 18 municipios de la microrregión 23.  El objetivo de la capacitación se logró a través de una metodología constructivista que permitió considerar a los participantes como personas que crean sus propios significados de las experiencias vividas en territorio; así mismo la interacción de los diferentes municipios fue un aspecto fundamental en la adquisición de conocimientos en estas 40 horas de formación.

Lo temas abordados durante el proceso se concentraron en elementos vitales para el acompañamiento familiar y comunitario como línea base, plan familiar, sesión de promoción, Anspe en Comunidad, temas que estuvieron articulados con aspectos importantes en la gestión de oferta como: discapacidad, nutrición y vacunación. Es importante resaltar, que la temática de Anspe en comunidad permitió resaltar las habilidades artísticas, reconocer las diferentes culturas y el fomento del trabajo en equipo, aspectos vitales para el fortalecimiento del tejido social.

Esta  metodología participativa logró identificar, fortalecer y reconocer las diferentes habilidades y capacidades de los cogestores sociales de la microrregión en cada uno de los temas, así como reflexionar frente a las debilidades y dificultades presentadas durante el proceso de acompañamiento a las familias pobres extremas del país.

De acuerdo a lo expresado por los participantes, reconocen los procesos de formación no solo como un espacio de recepción de conocimientos, sino que lo valoran como un espacio que permite la construcción de estrategias y técnicas que ayuda a la intervención con sus familias. De igual forma resaltan que este proceso ha permitido enriquecer y fortalecer sus conocimientos para avanzar y dejar huellas en la trasformación social de sus territorios.