Momentos de alegría y de paz, vivieron los 80 participantes que disfrutaron de 8 música, concursos, premios y partida de torta, en una mañana llena de amor y amistad.

La actividad logro congregar amigos y extraños en un ambiente ameno y divertido, que solo se valía compartir sonrisas y detalles en una fecha muy especial.

Ever, como así lo llaman sus amigos, es una habitante de calle quien lleva asistiendo 5 meses al Centro Día habla de la importancia de estas actividades: “Estamos agradecidos con el Centro Día, la entidad que trabaja por nosotros (Corprodinco), con la doctora que siempre esta aguantándonos y con todos los que nos ayudan, pues somos humanos también y estas cosas nos ayudan a mejorar, sin importar que vivamos en la calle”.