De un emocionante espectáculo disfrutaron los niños y niñas perteneciente al Programa Proniño y Corprodinco, junto a otras fundaciones que asistieron a Rolan Magic, el circo que abrió sus puertas a niños, niñas, adolescentes y jóvenes en situación de trabajo infantil del Programa Proniño; enfermos con cáncer de la fundación Sanar; entre otras condiciones de diferentes entidades que tuvieron la oportunidad de integrarse a este espacio mágico.

Estos niños soñadores que no cuentan con fácil acceso a  funciones de circo con tales condiciones como la que pudieron disfrutar en compañía de sus amigos, vivieron experiencias fascinantes e increíbles como ver un auto desaparecer inexplicablemente frente a sus ojos.

Concentración, agrado y admiración se mezclaron en las muestras artísticas observadas: payaso; baile, magia y animación con entrada libre gracias a la Alcaldía Municipal.

Actos indescriptibles colmados de risas y sorpresas en una tarde de amor y amistad para niños con necesidades especiales.