En un video discurso para conmemorar el Día Mundial del Refugiado, Grandi dijo que él se siente “increíblemente conmovido” e “inspirado” por las personas refugiadas que ha conocido a lo largo de sus 35 años de carrera, elogiando su coraje y su determinación.

Sin embargo, él destacó que si bien ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, trabaja arduamente para movilizar el apoyo del mundo, el financiamiento es bajo y los lugares de reasentamiento escasean.

“En este Día Mundial del Refugiado, al igual que todos los días, mis colegas y yo nos comprometemos a hacer todo lo posible para ayudarles, no solo a sobrevivir, si no a prosperar”, dijo Grandi.

Esta semana, ACNUR publicó su informe anual de Tendencias Globales, el cual muestra que la cifra de personas desplazadas forzosas a nivel mundial ha aumentado hasta superar los 70 millones para finales de 2018, el mayor número registrado en la historia de la organización.

Grandi dijo que a pesar de que ahora hay personas desplazadas a la fuerza que nunca antes, se han desarrollado “mejores formas” para movilizar el apoyo del mundo para las personas desplazadas.

“Mis colegas y yo nos comprometemos a hacer todo lo posible para ayudarles”.

En diciembre, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó el Pacto Mundial sobre los Refugiados, que busca un reparto de responsabilidades más previsible y equitativo para encontrar soluciones duraderas para los desplazados.

Reconociendo los desafíos, Grandi dijo: “Algunos países están introduciendo restricciones que afectan su acceso al asilo. Los botes se ven impedidos de rescatar a los refugiados que se ahogan. Las conversaciones de paz son lentas para dar frutos.

“Pero muchos países y comunidades generosas siguen siendo lugares acogedores”, continuó. “Y los nuevos socios del desarrollo y el sector privado están ofreciendo inversión y experiencia. Las personas comunes están donando y haciendo voluntariado. Las voces de la humanidad se mantienen firmes”.

Grandi dijo que espera que el mundo se base en estos ejemplos positivos y redoble su solidaridad con los refugiados el 20 de junio.

“En este Día Mundial del Refugiado, debemos tener esperanza”, concluyó en su discurso.