Familias pertenecientes a la Red Unidos en el municipio de San Pablo se reunieron el 10 de febrero para observar las consecuencias negativas que hacen de la violencia intrafamiliar una problemática actual.

Por medio de la película Cicatrices se trató de concienciar a los integrantes de la Red acerca del drama que viven quienes son víctimas de la violencia intrafamiliar y la intolerancia que se hace constante en un hogar cuando se acude a ésta para intentar resolver las situaciones.

Los cogestores sociales Yennifer Hernández, Sandra Rincón, Virginia López y Never Valerio organizaron esta sesión comunitaria con el principal propósito de reflejar las vías para prevenir el maltrato físico, psicológico, económico y de cualquier índole que afecta al individuo y su entorno en general.