En el mes de la niñez, el Centro de Referencia La Casa que Abraza, los usuarios acompañados de sus niños y niñas disfrutaron de diferentes actividades realizando actividades artísticas y pedagógicas para la sana convivencia y el fortalecimiento de los lazos afectivos.

Con la participación del teatro Manotas, quienes realizaron una función recreativa de títeres permitiendo que los niños y niñas se divirtieran en los diferentes escenarios. Luego realizaron el taller del pulpo de colores actividad con el fin de fortalecer los lazos afectivos entre madres e hijos, el cual es muy importante para los procesos de duelo migratorio y la adaptación a nuevos contextos de vida. Durante la actividad se elaboró un pulpo portacolores que tenía como finalidad evitar los extravíos de colores y organizar su durabilidad y buen uso del mismo.

El taller permitió el trabajo de las madres junto a sus hijos, se llevo a cabo en armonía y trabajo en equipo; esto permitió que fortalecer la concentración, atención, seguimiento de instrucciones y lo más importante el lazo afectivo de las familias de manera respetuosa.

La actividad facilito todos los implementos y materiales para cada uno de los participantes el cual entregó: caja de colores, sacapuntas, bolita de icopor, ojitos plásticos, foami, pega, tijeras entre otros, todo esto con la intensión que en los núcleos familiares pudiesen compartir con el resto de los niños y niñas de sus hogares.

Finalmente se le entregó a los niños y niñas un diploma el cual reconocía sus derechos.