Nuestro país esta compuesto por una gran diversidad de territorios étnicos, y uno de esos es el pueblo Barí motilón, quienes habitan en las selvas del rió Catatumbo frontera con Venezuela. Este grupo sea a enfocado en ser: agricultores, cazadores, pescadores y recolectores, cultivando los campos alrededor de sus casas comunales.01 07 11 08

Para la Modalidad Territorios Étnicos con  Bienestar ha sido gratificante operar en esta comunidad, conocer el contexto de una población que esta menguada, pero que su impetud, corazón y  grandeza a través de la historia siguen intactos y en la lucha por preservar su identidad, sus conocimientos ancestrales, todo el aporte que ha permitido reconocerlos como un baluarte y patrimonio de una nación.

El profesional psicosocial Bosco Guerrero expreso: «Ha sido un reto personal y social trabajar con esta población, el crecimiento ha sido incalculable, uno se vuelve solidario con estas personas, porque ve realmente sus carencias y el olvido».

El Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, ha trabajado en esta región durante varios años haciendo presencia en la zona con algunos de sus programas mejorando la calidad de vida de estas comunidades; las carencias son muchas y los grados de vulnerabilidad se ponen en manifiesto por la topografía. Uno de los factores de riesgo es la zona selvática que comprende la ubicación de estas poblaciones que colindan con parte del territorio venezolano, también se evidencia como problemática los peligros a los que se ven expuestos los niños y adultos mayores que requieren de atención por parte de las instituciones. Es así, como surge la necesidad de sensibilizar y pensar en un instante el saber como viven los niños y los ancianos en estas regiones tan olvidadas.

La intervención que se realiza brinda atención oportuna a las familias, desde la parte psicosocial  formar en acciones preventivas, educativas y sociales, creándoles conciencia y corresponsabilidad en lo que implica la familia y como generar iniciativas de nuevas propuestas de resolver los problemas del día a día sin olvidar la dignidad de estas poblaciones, la historia y tradición, sin llegar a cambiar el pensamiento e identidad.

Es así como la modalidad busca a partir de la intervención  ver los problemas de tipo social que se presentan, evidenciando los riesgos mas latentes y  realizando acompañamiento de prevención y educación. En el momento son 23 comunidades de la población Barí, actualmente se atienden 14 comunidades interviniendo 232 familias siendo 1066 integrantes de esas mismas familias.